AUNQUE SIGA BRILLANDO LA LUNA RAY BRADBURY PDF

Los hombres de Tierra agosto de [ editar ] Publicada por primera vez en Thrilling Wonder Stories, agosto de Finalmente el Dr. Xxx, Psiquiatra, fascinado por la habilidad alucinatoria de Williams, intenta practicarle una eutanasia , esperando que de este modo se desvanezcan los tripulantes y el cohete ilusorios. Se suicida, considerando que ha sido contagiado por la locura.

Author:Malanris Vura
Country:Finland
Language:English (Spanish)
Genre:Personal Growth
Published (Last):16 December 2005
Pages:175
PDF File Size:16.41 Mb
ePub File Size:9.30 Mb
ISBN:399-5-47219-888-7
Downloads:61819
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Faebei



Jeff Spender esperaba a que empezara el ruido. Miraba a los otros y esperaba el momento en que se pusieran a saltar alrededor y gritar. No eran malintencionados, y sin embargo lo pensaban.

Spender los observaba. Pero nadie gritaba. Y recientes. Lo he comprobado. La varicela. Y sin embargo, fue varicela. Parte de esa raza muere lentamente, dentro del ciclo de su propia existencia, con dignidad. Los hombres hablaron entre ellos. Spender los miraba fijamente, con el plato de comida entre las llanos. El suelo se enfriaba. Las estrellas se acercaban, brillantes. Le temblaban las manos.

Los otros rugieron. El olor del cuerpo sudoroso de Biggs flotaba en el aire. Bueno, una noche Ginnie y yo Tres de ellos se pusieron en fila y levantaron las piernas como coristas, bromeando a gritos. El ruido aumentaba.

Otros hombres se unieron a los saltos. Estaba muy serio. Las botellas se hundieron en el agua con un sonido hueco y ahogado. Al ver que los otros sujetaban a Spender, dijo: -Bueno -y dio un paso adelante. Los hombres soltaron a Spender. Spender, venga conmigo.

Siguieron la fiesta. Spender miraba hacia el canal. Por Biggs, por todos nosotros, por ese ruido En todas partes veo cosas usadas. Cosas que fueron tocadas y manejadas durante siglos.

Lo destrozaremos, le arrancaremos la piel y lo transformaremos a nuestra imagen y semejanza. Es demasiado grande y demasiado hermoso.

Nosotros, los habitantes de la Tierra, tenernos un talento especial para arruinar las cosas grandes y hermosas. Nos instalaremos en alguna parte y lo estropearemos todo. Nosotros los usaremos. Por el aspecto de estas ciudades, parece que eran seres graciosos, hermosos y sabios. Aprenderemos de Marte. La fiesta no prosperaba. Una voz solitaria Eso fue todo. Luego los dedos le subieron lentamente a lo largo de la pierna temblorosa y palparon el estuche del arma.

Los hombres se consultaron. Los otros seis se quedaron en el campamento. A la luz de las lunas mellizas, las sombras de los expedicionarios eran dobles. Los ojos y la mente de Spender poblaron las calles. Alguien saludaba desde las ventanas moviendo lentamente la mano como si estuviese sumergido en un agua intemporal , a unas sombras que se arrastraban en el espacio bajo las torres plateadas por las lunas.

Avanzaron por una avenida embaldosada. Ahora todos hablaban en voz baja, pues era como entrar en una vasta biblioteca al aire libre o en un mausoleo habitado por el viento y sobre el que brillaban las estrellas. Los rostros de los hombres estaban vueltos hacia la luz. Los terrestres estaban de pie, en silencio, en el centro de la ciudad. Era una noche clara. Los hombres contemplaron los dibujos. Se tendieron sobre unas mantas y cerraron los ojos, respirando el aire apacible.

No creo que vuelva. Era un cabeza dura, dijeron. Los cuatro hombres sentados a la mesa observaron al hombre que los miraba en silencio. Pareces un perro en un campo de huesos. He estado averiguando cosas. Los cuatro hombres bajaron los tenedores. Llevo en mis venas sangre cherokee. El silencio era bastante elocuente. Los hombres lo miraron entornando los ojos. No esperaba verlo.

El desayuno se enfriaba ante ellos. Al fin, Cheroke pudo hablar. Pero puedes venir conmigo.

HOW TO AVOID PROPERTY TAX CARL BAYLEY PDF

Crónicas marcianas

.

GANITA SUTRAS PDF

.

Related Articles